Kukulcan Capital

NFT: Token No Fungibles.

¿Te has preguntado qué es y cómo funciona?

La aparición de Bitcoin introdujo el concepto de escasez digital y de confianza en la red entre pares (P2P).

Previo a Bitcoin, el costo de copiar digitalmente algo era prácticamente cero. Cualquier cosa digital se replicaba con demasiada facilidad, razón por la cual productos digitales como la música y las películas se distribuyen con derechos de licencia en lugar de propiedad.

Actualmente la tecnología blockchain hace posible la protección de la propiedad intelectual programable, permitiéndonos a través de la digitalización, la trazabilidad de activos del mundo virtual y físico.

Todo aquello que puede representarse digitalmente tiene el potencial de convertirse en un NFT: desde un tuit, un meme hasta una obra de arte o un bien inmueble. Los NFT permiten acreditar al propietario como único poseedor de la pieza original y autentificar el bien en cuestión.

Un token no fungible, NFT por sus siglas en ingles significando non-fungible token, es un tipo especial de activo criptográfico que cuenta con tres características principales; ser únicos, ser indivisibles, ser transferibles, y dadas las características articuladas anteriormente, los NFT cuentan con la valiosa capacidad de especulación y escasez.

El “por qué” de su nombre poco común se debe a que describe como se comporta, según las características que tiene; fungibilidad significa, que las unidades son intercambiables. Un NFT o token no fungible, justamente describe las características de un activo que es único e indivisible, dotándolo así de funcionalidades útiles, como el poder ser enajenado al ser transferible y el de poder especular o realizar actos de comercio con el NFT al ser escaso debido a sus propiedades de único e indivisible

Los NFTs son bienes claves en una nueva economía digital, impulsada por la tecnología blockchain y el sector de activos digitales. Pudiendo ser activos completamente digitales o versiones digitalizadas de activos del mundo real. Y pudiendo funcionar como certificados de autenticidad y de propiedad dentro del ecosistema digital. También pueden ser utilizados por aplicaciones descentralizadas (DApps) para emitir artículos digitales y coleccionables, bienes o productos de inversión, o bien, otra cosa. Numerosos proyectos han experimentado diversos casos de uso, destacan; videojuegos, la identidad digital, la concesión de licencias, la certificación y las obras de arte.

En conclusión,

Los NFTs abren la tecnología blockchain a nuevas posibilidades fuera de las aplicaciones financieras convencionales. Permiten representar activos físicos en el mundo digital, lo que brinda nuevas posibilidades a los diferentes agentes económicos. La transferencia fácil y entre iguales reduce las fricciones de la globalización. Las aplicaciones y posibilidades de uso son amplias, y muy probablemente se descubran usos prometedores y nuevas innovaciones para esta tecnología.

Post a Comment