Kukulcan Capital

El registro de las cosas: Dar vida al mundo físico.​

El internet de las cosas depende de que exista un registro de las cosas. Nada funciona sin identidad y el internet de las cosas no puede funcionar sin redes de pagos en blockchain, es fundamental.

El internet de las cosas se refiere a un modo de compartir información distribuida, fiable y segura, de captar datos y de automatizar acciones y transacciones en internet, se concibe gracias a la tecnología blockchain.

La tecnología blockchain nos permite verificar una transacción de manera rápida e infalible en toda la red de iguales. Podemos hacer transacciones de valor de forma automática, segura y fiable sin necesidad de recurrir a un intermediario. El registro de todas las cosas nos exige muy poca confianza. Blockchain es un archivo incorruptible y esencial para desarrollar el potencial del internet de las cosas.

“En nuestra visión de un IoT descentralizado, el sistema blockchain es el marco que facilita el procesamiento de transacciones y la coordinación entre dispositivos que interactúan. Todos estos dispositivos funcionan y actúan con arreglo a sus propios criterios, dando lugar a un < internet de cosas descentralizadas y autónomas > y, en consecuencia, a la democratización del mundo digital.
Los dispositivos tienen la capacidad de buscar sus propias actualizaciones, verificar la fiabilidad de las operaciones con los demás dispositivos, comprar y vender recursos y servicios y, en definitiva, ejecutar autónomamente contratos digitales tales como acuerdos, pagos e intercambios con otros dispositivos de iguales. Esto les permite funcionar como dispositivos que se mantienen y se proveen de servicios a si mismos.”


- La democracia de los dispositivos: salvar el futuro del internet de las cosas. IBM

Dar vida al mundo físico nos brinda la oportunidad de aumentar la eficiencia, mejorar los servicios, reducir los costos, incrementar la seguridad y obtener mejores resultados como un todo; sociedad, gobierno y sector privado.

“Vamos hacia un mundo en el que la confianza es delegada en los objetos. Un objeto que no es fiable será rechazado por otros objetos automáticamente sin tener que consultar con una autoridad central. Esto es un cambio de paradigma que tiene enormes consecuencias en la manera de ejecutar procesos”.
– Carlos Moreira / WISeKey